¡No temas ruborizarte!

https://www.dermacolmake-upcover.com/images/blog/286-clanek.jpg

Dermacol - Redakce

¡No temas ruborizarte!

Es uno de los componentes más importantes, aunque a veces omitido, de tu ritual de maquillaje. Muy pocas cosas saben proporcionar tanta chispa y frescura incluso al maquillaje muy sencillo como el colorete. Para el verano presentamos una novedad ardiente, el colorete cremoso en barra en 7 matices fantásticos. ¿Y por qué es este tipo de colorete tan estupendo para el verano?

 

Si acentúas las «manzanas» de tus mejillas, tu piel adquirirá un efecto 3D contorneando así las proporciones tu cara de forma natural y suave. Además, el colorete cremoso Blush & Glow cuenta con una ventaja: gracias a la estructura cremosa y más grasosa proporciona a tu piel la apariencia naturalmente brillada, juvenil y sanamente fresca. Gracias a su estructura se extiende fácilmente y se adhiere perfectamente a la piel, así que este colorete es apto para todo tipo de pieles, incluida la piel madura y más seca. Es porque no realzará tanto las arrugas como el colorete clásico en polvo. Gracias al empaque práctico en barra puedes llevar el colorete en tu bolso y aplicarlo en cualquier momento según necesidad.

¿Cómo utilizar el colorete cremoso?

Aplicar el colorete cremoso con dedos o con una esponja para maquillaje en las «manzanas» de las mejillas (o sea el área de enrojecimiento natural) y difuminarlo minuciosamente para evitar la creación de transiciones de color poco naturales y bruscas. Evita la aplicación directa del colorete cremoso en la cara para evitar la creación de varios tipos de manchas con apariencia variada, pero nunca natural y seductora. Será muy difícil difuminar una mancha de colorete untada.

A la hora de aplicar el colorete debes respetar la regla de oro: la crema encima de la crema. Quiere decir que debes aplicar el colorete cremoso inmediatamente después de la base de maquillaje. Nunca apliques polvo encima del colorete cremoso y grasiento. Si necesitas fijar la base de maquillaje con el polvo, puedes aplicarlo alrededor del colorete, no encima de él. No olvides que el motivo para utilizar el colorete cremoso es precisamente el de alcanzar el efecto un poco grasiento y brillante, ideal para el verano.

Con coloretes en muy importante escoger la matiz apropiada para tu tono de piel.

Generalmente se puede decir que al tipo rubio (piel rosada y pelo rubio) le vienen bien tonos rosados más suaves o tonos beige fríos. A la piel aceitunada le quedará bien el tono de melocotón. Al contrario, para las pieles morenas recomendamos utilizar los tonos de albaricoque, tonos rojizos, tonos cálidos asalmonados o los dorados y marones. A todos los tipos de piel les vendrá bien también el colorete en el color del 2019, o sea el de coral. Depende sólo de la intensidad que escojas.

Nunca utilices colores muy llamativos que supriman el tono natural de tu piel. Los coloretes deben proporcionar a la piel tonos sanos. frescos y juveniles y completar todo el maquillaje. Por eso, a la hora de aplicarlos, intenta seguir la regla «todo con moderación» y deja que tus ojos y labios lideren.